Cargando...
Comunicate: redaccion@yamisiones.com | MSN: redaccion@yamisiones.com
Seguí a Santiago:
Seguí a Jorge:

El siglo XXI es el del empoderamiento de todas las mujeres, también de la mujer rural

16/10/2020
El siglo XXI es el del empoderamiento de todas las mujeres, también de la mujer rural

Celebramos en este 15 de octubre el Día Internacional de la Mujer Rural, reconociendo con alegría y esperanza que, a pesar de muchas dificultades y trabas culturales aún no superadas, el siglo XXI ha mostrado en estas dos décadas un avance constante del empoderamiento de la mujer en general y muy especialmente de la mujer rural en particular.
Nuestro protagonismo y organización avanzó en el terreno social y cultural, pero también lo hizo en el creciente movimiento de mujeres con participación sindical.

Por nuestra parte, las mujeres trabajadoras rurales, junto a empresarias y emprendedoras del campo nos venimos reuniendo, compartiendo experiencias y acordando temáticas de preocupación común, y hoy queremos reconocer su labor y valorar los aportes que han brindado a la actividad. Tenemos más acuerdos que diferencias, más cuestiones que resolver en conjunto y más logros que concretar de la única forma que entiendo: unidas y organizadas.

A pesar de haber sido un año muy especial, en el contexto de la pandemia mundial, las mujeres en el campo han trabajado de manera comprometida en la producción de alimentos, de vital importancia en este momento, y también con el cuidado de la familia, un trabajo no remunerado que requiere de mucho sacrificio y dedicación.

Desde el RENATRE, Registro Nacional de Trabajadores Rurales y Empleadores, asumimos el compromiso de trabajar activamente a favor de acompañar a la mujer rural en la lucha por erradicar la desigualdad de género en el ámbito laboral con diversas líneas de acción.
Con el Programa CRECER, brindamos una herramienta específica que contribuye con la erradicación del trabajo infantil y colabora con la familia rural, promoviendo un lugar de contención, de educación y recreación a los hijos e hijas de los trabajadores y trabajadoras rurales que se desempeñan en la cosecha de actividades que requieren estacionalmente una mano de obra intensiva (tabaco, limón, arándano, etc.)

Durante el corriente año y en continuidad de las acciones desarrolladas funcionaron centros en diferentes localidades de las Provincias de Salta y Jujuy, con una matrícula actualizada de 731 niños, niñas y adolescentes (en Tucumán por la situación de pandemia se encuentra cerrado el centro pero próximamente espera recibir con 80 niños y niñas de familias que se desempeñan en la actividad arandanera). Asimismo, se destaca que este año los Programas de verano incluyeron charlas de carácter obligatorio sobre prevención de situaciones de violencia doméstica, destinadas a las familias que se desempeñan en la actividad tabacalera como condición necesaria para el ingreso de sus hijos a los Centros CRECER.

En la búsqueda de generar oportunidades, otras acciones en esta línea fue brindar diferentes capacitaciones técnicas, que ahora se ofrecen de forma virtual, a fin de promover el acceso a un trabajo decente y calificado, convocando a trabajadores y trabajadoras rurales por igual, sin distinción de género.

También el RENATRE ofrece charlas de difusión para dar tratamiento a problemáticas sociales que afectan nuestro género en el sector. El año pasado se llevó a cabo en la Provincia de Salta un ciclo de charlas sobre Violencia de género en ruralidad organizadas por el RENATRE y la Fundación Ayninakuy, con la presencia de un total de 185 personas; en Santa Fe, conjuntamente con la UATRE, se ofreció una jornada sobre “Empoderamiento femenino y género a mujeres rurales”, a la que asistieron 60 personas; en Santiago del Estero una jornada de concientización sobre “Equidad de Género e Igualdad de Oportunidades” con 200 personas asistentes; y en la Provincia de Buenos Aires, se trató la temática de violencia de género, educación y cuidado de la sexualidad.

Por último, se destaca el Programa de Alfabetización Rural como otra línea de trabajo de gran importancia, la cual busca alfabetizar a trabajadores y trabajadoras rurales, permitiendo construir inclusión social hacia personas muy vulnerables y postergadas por la sociedad.
Este Programa se viene desarrollando hace más de 17 años por la UATRE, con el apoyo de RENATRE, en distintos puntos del país, y el año pasado tuvo 1138 beneficiarias en 13 provincias del país.
Cabe destacar nuevamente, que por el contexto sanitario nos hemos visto en la obligación de adaptar todos estos programas y beneficios que gracias a un gran esfuerzo de digitalización vamos logrando adaptar.

Hay mucho por trabajar, mucho por cambiar, pero mi percepción es que día tras día la sociedad en su conjunto va comprendiendo que el empoderamiento de las mujeres repercute muy positivamente en todos los órdenes de la vida de la comunidad. Participando, las mujeres transformamos y humanizamos la agenda pública, abrimos espacios a temáticas sobre la niñez y la familia, sobre las inequidades que todavía existen en el tejido social. Participando y organizándonos, las mujeres tenemos la fuerza y la irrenunciable convicción en un futuro de justicia social y equidad de géneros.
* Por Carolina Llanos, Directora del RENATRE en representación de la Unión Argentina de Trabajadores Rurales y Estibadores (UATRE)