Cargando...
Comunicate: redaccion@yamisiones.com | MSN: redaccion@yamisiones.com
Seguí a Santiago:
Seguí a Jorge:

Emergencia Alimentaria: En Misiones habría consenso para que se sancione la Ley

11/09/2019
Emergencia Alimentaria: En Misiones habría consenso para que se sancione la Ley

La preocupación por miles de familias que en todo el país atraviesan condiciones de alimentación paupérrimas, impulsa a que todo el arco político nacional, apoye el reclamo de organizaciones sociales como la Confederación de Trabajadores de la Economía Popular (CTEP), la Corriente Clasista y Combativa, Barrios de Pie, el Movimiento Evita; además de las dos CTA, la CGT, la Unión Industrial Argentina; asociaciones civiles, la Federación Argentina de Iglesias Evangélicas, la Iglesia Católica, la Comisión de Pastoral Social del Episcopado Argentino y Los Curas en la Opción por los Pobres, entre muchísimos otros, reclaman la Emergencia Alimentaria.

En la Cámara baja del Congreso, los distintos bloques de la oposición avanzan en la unificación de una iniciativa en común, con la decisión de convocar a una sesión especial para tratar el tema, tal como se habían comprometido ante los movimientos sociales movilizados bajo la consigna "El hambre no espera".

Ante la negativa del Gobierno nacional de implementarla por decreto, parte del texto del proyecto de ley unificado solicita la prórroga hasta el 31 de diciembre de 2022 de la Emergencia Alimentaria decretada por el Poder Ejecutivo en 2002 y propone un incremento de emergencia como mínimo del 50% de las partidas presupuestarias vigentes del corriente año, correspondientes a políticas públicas nacionales de alimentación y nutrición, y autoriza al Gobierno la reasignación de partidas presupuestarias para cumplir con la ley.

Derecho a la Seguridad Alimentaria y Nutricional
En la provincia, el presidente del Bloque de Diputados del Partido Agrario y Social, Martín Sereno, presentó un Proyecto de Ley junto a sus pares, solicitando la Emergencia Social Alimentaria en todo el territorio misionero por el término de 24 meses.
El objetivo es establecer políticas y estrategias para garantizar de manera permanente y prioritaria, el derecho a la Seguridad Alimentaria y Nutricional de la población, para posibilitar una vida sana en cumplimiento con lo establecido por la Constitución Provincial, Nacional y los Tratados Internacionales asumidos por la Argentina.
Uno de los capítulos del Proyecto de Ley solicita que se cree el Programa Provincial de Seguridad Alimentaria y Nutricional, instruyendo a los Ministerios de Desarrollo Social y de Salud Pública que protejan y promuevan el ejercicio del derecho humano a la alimentación, garantizando los requisitos nutricionales del conjunto de la población, especialmente de los grupos de atención prioritaria y situación de vulnerabilidad.

"Los números hablan y son aterradores"
Hace una semana el legislador del PAyS volvió presentar en la sesión de la Cámara de Representantes la iniciativa sobre Emergencia Alimentaria que obtuvo tratamiento preferencial.
"La situación es terrible para miles de argentinos, y obviamente de misioneros y misioneras. No son opiniones, son números y éstos hablan que por ejemplo en el último año la leche aumentó el 98,2%, el arroz el 86,4%, y la harina ni les cuento", detalló Sereno en el recinto.
Recordó que según la la última encuesta en la capital provincial hay un 36% de hogares pobres y un 17,2% están por debajo de la línea de indigencia. "Si lo traducimos en números este 36% significan 41.980 hogares pobres solamente en Posadas, ciudad en la que más movimiento existe. Nos consta que el interior de la provincia está peor, tanto los pueblos más pequeños que dependen del empleo público, como las colonias y las zonas rurales", destacó.
Agregó que 41.980 hogares pobres en Posadas se traduce en unos 120.000 misioneros y misioneras empobrecidos y más de 70.000 indigentes. "Ser insensibles a los rostros y nombres que esconden esas cifras es una inmoralidad", cuestionó.

"Articulemos herramientas para paliar el hambre"
El diputado recordó que ya el año pasado el PAyS presentó el Proyecto de Ley de Emergencia Alimentaria en Misiones. "Nos parece importante que si todos coincidimos en que hay hambre, que aumentó la pobreza, que hay desempleo, que el recorte y el ajuste son salvajes, tendríamos que dar alguna respuesta a nuestro pueblo".
Pidió al pleno no quedarse en lo declamativo y articular herramientas concretas para paliar el hambre.
"Estamos en una de las provincias más ricas del país, entonces ¿por qué no creamos un Programa Provincial de Seguridad Alimentaria y Nutricional? ¿Por qué no hacemos relevamientos en los barrios, en los merenderos populares que hay más de 300 en la provincia, y en los comedores con nutricionistas para ver qué nutrientes le faltan a nuestros chicos, chicas, abuelos y embarazadas?", interpeló a sus pares.

Se condenaría a una generación
Para el legislador, si la política no se ocupa de atender la situación de emergencia, se condenará a una generación a la falta de desarrollo nutricional, intelectual y psicológico. La propuesta del PAyS incluye un Programa de Seguridad Alimentaria y Nutricional, y otro Soberanía Alimentaria -que fue sancionado el jueves-, que habla de grupos de atención prioritaria, abuelos, niños, lactantes, embarazadas.
"Todos y todas sabemos y asumimos que la provincia afronta momentos difíciles por los recortes que sufre desde Nación. Se hizo cargo de la tarifa social, del subsidio al transporte, de los fondos de soja, ahora le viene este recorte de 200 millones por mes por la reducción de fondos coparticipables en la disminución del IVA.
Hagamos algo para paliar el hambre con leyes que traten por lo menos de darle un piso de dignidad a las familias más vulnerables", enfatizó Sereno.

Organizaciones movilizadas frente a Diputados
El jueves pasado en la comisión parlamentaria de Salud y Seguridad Social, que preside el diputado Oscar Alarcón (FR) se analizó el Proyecto de Ley del Bloque de Diputados del PAyS.
En apoyo a la iniciativa, las organizaciones sociales como la CTEP, el Movimiento Evita, la CCC, Seamos Libres, los agrupaciones Mujeres Valientes y Ni un Pibe Menos por la Droga, la Federación Juvenil Comunista y el PAyS llegaron desde varios barrios de Posadas, Garupá, Candelaria, Apóstoles, Bonpland y Jardín América, entre otras localidades, y marcharon hasta la Legislatura, donde con banderas y carteles con las consignas "La alimentación es un derecho", "El hambre no se aguanta más!", "Seguridad Alimentaria y Nutricional para los niños y niñas de nuestros merenderos", esperaron el dictamen que permita su tratamiento en el recinto.
El legislador autor de la ley, invitó a dos militantes sociales a participar en la comisión y expusieran desde su experiencia de militancia territorial, las razones por las que apoyan que se apruebe la norma.

"La comida que hay no alcanza"
"La necesidad de una Ley de Emergencia Alimentaria se hace cada vez más urgente en nuestros barrios. Hace tiempo que con Martín (Sereno) desde el PAyS y el Movimiento Evita trabajamos en alternativas de producción para generar recursos para los sectores vulnerables", explicó Maxi Rodríguez, militante del Movimiento y la JP Evita.
Agregó que también a nivel nacional un gran sector de la sociedad está exigiendo la emergencia porque "el hambre a causa de las políticas liberales, está destruyendo a muchas familias, aún cuando hay paliativos desde las organizaciones sociales, la iglesia, la Pastoral y Cáritas", manifestó.
El joven enumeró algunos puntos del Proyecto de Ley e hizo hincapié en el derecho del pueblo a una alimentación adecuada. "Nosotros que trabajamos con los merenderos y los comedores en los barrios, sabemos muy bien que cuando hablamos de nutrición no necesariamente significa que los chicos tengan todos los días alimentos nutritivos. Comen lo que hay y siempre es poco", indicó.

El hambre atraviesa a las clases populares
Mientras que la militante de la CCC y del movimiento "Ni un Pibe Menos por la Droga", Lorena Ferreyra sostuvo que el apoyo a la Ley de Emergencia Alimentaria se debe a la situación empobrecida de las familias.
"Desde hace mucho tiempo milito junto a los desocupados y les aseguro que el hambre golpea más en los sectores populares. Trabajamos con un grupo de 50 jóvenes sumados a los chicos y chicas de los barrios donde tenemos merenderos a los que cada vez concurre más gurisada, madres, abuelos y abuelas porque la situación ajusta y mata", graficó.
Lorena habló ante los legisladores que integran la comisión, sobre el flagelo del consumo problemático con chicos que caen en las drogas. "Trabajamos con la prevención de adicciones, de manera voluntaria, sin ayuda y sin aportes sobre todo del Estado que está ausente en los barrios periféricos".

Contención de movimientos sociales
La militante de la CCC, aseguró que la aprobación de la ley no puede esperar. "Por eso le pedimos a quienes nos representan que resuelvan que la Emergencia Alimentaria sea una herramienta para que ante la falta de trabajo haya comida nutritiva en las casas.
Cuando vamos a un CAPS no hay leche, que es el primer alimento que deben tener todos los chicos. La desocupación se sufre y ahí estamos los movimientos sociales buscando contener y tender una mano. No salimos a la calle a pedir alimentos por gusto, sino para ayudar a que la gente no se muera de hambre.
Estamos organizados y pedimos ser escuchados. Y de eso se trata la ley que reclamamos: que el Gobierno escuche que debe destinar fondos a nuestros niños, jóvenes, mujeres, ancianos, discapacitados que están en situación de riesgo", expresó Lorena.