Cargando...
Comunicate: redaccion@yamisiones.com | MSN: redaccion@yamisiones.com
Seguí a Santiago:
Seguí a Jorge:

La docencia, una vocación que deja su “huella” en los demás

10/09/2019
La docencia, una vocación que deja su “huella” en los demás

Al igual que otras aristas de nuestra institución, la educación cumplió desde los inicios, un papel fundamental en el crecimiento social e integral de la comunidad del barrio San Jorge. Tres educadoras reflexionaron sobre la profesión de enseñar y reivindicaron el placer, la convicción, la pasión y la excelencia como ingredientes fundamentales para el trabajo en el aula.

En 1987, el Sr. Emilio Marchi reunió a un grupo de personas solidarias y organizó la Asociación Jardín de los Niños (AJN), para atender las necesidades de los barrios San Jorge y Sesquicentenario. En esa proyección, ideó no solo el desarrollo estructural de la comunidad sino también su progreso social, cultural y educativo.

Marchi entendió que la educación era el único camino, la única posibilidad de liberar a las personas, para lograr un mundo más equitativo,digno y solidario. Decidió entonces, crear escuelas y centros de formación que servirían a la comunidad para forjar los cimientos de una sociedad más justa, que se integrara en las distintas relaciones sociales y normas morales. Es así, como la Asociación finalmente se adhirió al concepto de comunidad educativa expresado en el art. 42 de la Ley Federal de Educación, promoviendo un aprendizaje constructivo donde el mayor protagonista es el alumno.
El rol del docente, en este proceso,fue entendido como el mediador de los saberes a aprender: “¿Qué es ser maestra? es tener vocación de servicio.Esto juega un papel importante en la sociedad, pero en sí, es ser el facilitador del aprendizaje y guía del alumno. Vocación proviene del latín “vocare” y significa “llamado”. Es un llamado que requiere esfuerzo, dedicación y sacrificio, ya que a veces tenemos que trabajar en comunidades con muchas carencias, pero puede más el amor en esta profesión que es tan noble”, explicó Alicia Araujo, directora del Centro Educativo Integral “San Francisco”perteneciente al barrio Sesquicentenario de nuestra ciudad.
En un ámbito de desarrollo social con grandes áreas de vulnerabilidad, los docentes enfrentan situaciones que superan los conocimientos que pueden impartir frente al aula: “Hoy más que nunca el papel del docente va más allá del aula, ya que muchas veces hay que ser consejera, psicóloga y hasta ser segundas madres para nuestros alumnos. Enseñar es dejar huella…y la mejor recompensa que tiene el docente, es el cariño y la gratitud de sus alumnos, cuando ya adultos nos señalan en la calle diciendo con orgullo: “Esa fue mi maestra!!”, comentó Araujo.
Domingo Faustino Sarmiento fue una de las personalidades más trascendentes de la historia argentina. Es difícil encasillarlo en una profesión o cargo: fue presidente de la Nación, gobernador de San Juan, ministro del interior, escritor, periodista y militar, pero ningún legado fue tan grande como el que logró como educador, como "el padre del aula". Tan así fue que el día de su muerte, el 11 de septiembre, se celebra el Día del Maestro en Argentina.
“El 11 de septiembre festejamos el Día del maestro: sabemos el porqué, pero muy pocos quizás sabrán de la vocación que genera el “ser maestra/o “. Esa vocación, más aún, en el lugar que nos toca trabajar, es la necesidad de brindarnos, de contribuir, de ser pacientes y comprensivos. Es ser capaz de alentar ante los traspiés, de estimular en las aptitudes, de comprender errores, de escuchar, de no juzgar, de incluir y de aprender. Quienes tienen esa vocación conocen la necesidad de dar todo por los más pequeños, que, en definitiva, son el futuro. Con vocación, los formamos desde el amor hacia nuestro trabajo, del compromiso hacia las familias y enseñando en valores. Estoy convencida de que, si tenemos un poquito de todo esto, nuestra vocación es sin duda “EL SER DOCENTE” resaltó, María Hilda Mónaca, directora del Centro Educativo Integral (CEI)“San Jorge”, ubicado en el corazón de dicha comunidad.
“Ser docente es una vocación verdadera, ya que no solo se trata de aprender conocimientos para brindar a otros, sino que va involucra ciertos valores como, la empatía, el compañerismo, la humildad, el compromiso, entre otros. Es el desafío de encontrar diariamente a nuestros niños en diferentes maneras de ánimo y descubrir la forma de captar su atención mediante estrategias, actividades, magia, color, alegría, dando lo mejor de nosotros y aprendiendo día a día con nuestros queridos niños hace que está profesión deje huellas en la vida de cada persona”, destacóClaudia Viera, directora del Jardín Maternal“Santa Cecilia”, ubicado en la chacra 145 de Posadas.
Ya lo dijo Sarmiento: "Es la educación primaria la que civiliza y desenvuelve la moral de los pueblos. Son las escuelas la base de la civilización" y los docentes continúan siendo los pilares fundamentales para forjar una sociedad más justa, igualitaria e inclusiva en ámbitos donde la esperanza y la auto superación se han perdido. Seguirán dejando su “huella”, su impronta desde el rol que les toca llevar adelante, tocando los “corazones” de cada uno de sus alumnos con gran alma vocacional.