Cargando...
Comunicate: redaccion@yamisiones.com | MSN: redaccion@yamisiones.com
Seguí a Santiago:
Seguí a Jorge:

Un argentino denunció a la FIFA por el uso del aerosol de los árbitros: reclama 100 millones de dólares

07/01/2018
Un argentino denunció a la FIFA por el uso del aerosol de los árbitros: reclama 100 millones de dólares

Pablo Silva, inventor del producto, asegura que el organismo les cortó la comunicación después de la muerte de Grondona y que comenzó a utilizar spray piratas.

El remitente: Christian Volk, integrante del equipo de marketing de la FIFA, desde su casilla de correo del trabajo. Los destinatarios: los creadores del aerosol 9.15, otros directivos del organismo y Julio Grondona, que utilizaba una cuenta de Hotmail. La fecha: 29 de enero de 2014. El asunto: Vanishing Spray.

"No nos hablaron más. Cortaron la comunicación de un día para el otro. Ni siquiera para poner punto final al acuerdo o para cerrar el trato en buenos términos""
Pablo Silva

A través de ese correo electrónico, al que tuvo acceso LA NACION, cinco meses antes del inicio del Mundial de Brasil, el ente regulador del fútbol hizo un oferta formal para comprar la patente del aerosol que, desde hacía un tiempo, ya utilizaban los árbitros de Sudamérica. Además, reconocía el producto como una invención del argentino Pablo Silva y de su socio brasileño Heine Allemagne, co-fundadores de la empresa 9.15.

"La FIFA está dispuesta a ofrecer un pago único de USD 500.000 por la patente, percibiendo el 100% de las ganancias para los próximos 5 años, considerando en promedio, en un escenario optimista, 25.000 unidades vendidas por año. Por favor, confirmen si aceptan la oferta y definamos los próximos pasos", decía el texto sobre el final, luego de repasar algunas de las condiciones.



Pablo Silva, creador del aerosol 9.15: "Le solucionamos el fair play a la FIFA"

La oferta fue rechazada. Los inventores del spray se sintieron ofendidos y ni siquiera prepararon una contraoferta. De todos modos, como ya estaba acordado con Grondona, brindaron de manera gratuita todos los aerosoles que utilizaron los árbitros durante la Copa del Mundo. No recibieron nada a cambio.

Click Aqui
"El mail era obsceno y ofensivo. En las reuniones, Volk y Valcke (Jerome, ex secretario general de la FIFA) se hacían los buenos, teníamos un diálogo espectacular. Pero después llegó esa oferta. Eso demuestra a las claras que ellos embarraron la cancha para quedarse con el negocio", reconoce hoy, en diálogo con LA NACION, Pablo Silva. "No era oportuno (hacer una contraoferta), pero le hicimos saber que la propuestas nos había molestado mucho".

Pablo Silva creador del producto revelación de la Copa del mundo 2014; en la Argentina se utiliza desde 2008
Pablo Silva creador del producto revelación de la Copa del mundo 2014; en la Argentina se utiliza desde 2008. Foto: Archivo
Ese fue el inicio del fin. La relación entre la empresa creadora del aerosol y la FIFA se terminó de romper tras la muerte de Julio Grondona y la explosión del FIFAgate. "No nos hablaron más. Cortaron la comunicación de un día para el otro. Ni siquiera para poner punto final al acuerdo o para cerrar el trato en buenos términos. Fue un destrato total. No sólo desconocieron a los inventores, sino también la producto", explica el inventor argentino. "Vos no podés ir a comer a restaurante e irte sin pagar. Ellos pretenden usar el aerosol gratis, sin reconocer el invento. No podés no reconocer algo que estás utilizando".


"En Rusia 2018 no se podrá usar el aerosol", dijo el creador del 9.15

Eso sí: la FIFA no dejó nunca de utilizar el producto. Incluso, hasta lo extendieron a nuevas y poderosas ligas, como la Champions League. ¿Cómo hicieron? "Les dieron lugar a los aerosoles piratas". Silva y Allemagne no se quedaron con los brazos cruzados y llevaron el caso a la Justicia brasileña, ya que en ese país se había disputado el Mundial. El fallo, publicado el 13 de diciembre de 2017, fue favorable para los demandantes. El juez Juiz Ricardo Lafayette Campos reconoció las 44 patentes de la empresa, le prohibió al organismo el uso del aerosol y fijó una multa de 15 mil dólares por cada partido en el que sea utilizado.

"La cifra fue calculada en base a los daños y perjuicios que nos ocasionaron. También hay un plus por haber permitido la incorporaciones de aerosoles piratas""
Pablo Silva
"Reclamamos 100 millones de dólares por recomendación de nuestros abogados. La cifra fue calculada en base a los daños y perjuicios que nos ocasionaron. También hay un plus por haber permitido la incorporaciones de aerosoles piratas. Hay un dato no menor: el 9.15 es el único aerosol autorizado por la International Football Association Board", explica Silva.

Además, el inventor argentino, oriundo del barrio porteño de la Paternal, asegura que tienen mails en los que comprueban que Rafael Salguero (Guatemala), ex vice de la Comisión de Asuntos Legales de FIFA, quien actualmente está detenido por el escándalo en el fútbol, le pidió coimas para mantener su producto en el mercado de la pelota. "Nos traían gente de Estados Unidos y de México, que fueron los que terminaron copiando el spray. Contra ellos también accionamos".

9.15 tiene una doble patente sobre el producto. La primera protege la fórmula de la espuma. "Esta no nos da tanto respaldo en nuestra denuncia. Si alguien modifica la fórmula y hace un producto parecido, puede vender un sistema similar", reconoce Silva. La segunda licencia es sobre el alcance del producto. "Nosotros tenemos patentado el alcance, es decir: el uso del producto. Dice que es un aerosol que se utiliza para marca la distancia reglamentaria entre la pelota y la barrera dentro de un campo de juego. Esta es la que nos protege y la que el juez tomó para prohibir su uso", aclara. Un dato no menor: la prohibición afecta a Rusia, la sede del próximo Mundial.

Fair Play producto revelación de la Copa del mundo 2014
Fair Play producto revelación de la Copa del mundo 2014. Foto: Archivo
Fue una nota de The New York Time la que destapó el escándalo. Allí, el inventor brasileño aseguró que los abogados de la FIFA, poco antes del veredicto, les dijeron a sus representantes legales que los dirigentes ""no tienen más paciencia en este asunto", que no reconocen la licencia y que no negociarán con ellos. "La FIFA robó nuestra idea, eso no es fair play", dijo Allemagne, quien trabajó durante más de 15 años en la búsqueda de la fórmula, en diálogo con el diario neoyorquino.

Silva, en la misma línea, agrega: "No tienen capacidad de diálogo. La frase de la FIFA es 'my game is fair play', pero no la respetan. Juegan muy sucio. Fue un destrato total, de lo más bajo".

Pese al difícil momento que atraviesan, el argentino reconoce sentir orgullo. ¿Por qué? "Al principio, cuando venía que utilizaban aerosoles piratas, me chocaba mucho. Ahora me da satisfacción en parte. Ves un partido de Champions y, cuando el árbitro usa el aerosol, la línea se borra muy rápido, no dura nada. Nuestro spray es como la Coca Cola, que nadie puede imitarla. Están usando un producto que no se acerca en nada a nuestra calidad, no son ni la mitad. Hicimos historia".