Cargando...
Comunicate: redaccion@yamisiones.com | MSN: redaccion@yamisiones.com
Seguí a Santiago:
Seguí a Jorge:

Nota de opinión del Partido Obrero: Posadas, ¿Ciudad Pro Vida?

08:02 17/04/2018

En un reciente debate televisivo entre el ex convencional constituyente de Posadas por el PJ, Raúl Dalmau, y la dirigente del Partido Obrero Olga Aguirre sobre la legalización del aborto, el ex constituyente afirmó que la provincia de Misiones en general, y la ciudad de Posadas en especial son pro vida. Es decir que según el entender de Dalmau, el hecho de estar en contra de la legalización del aborto, conculcando los derechos de las mujeres a decidir, les da el carácter de pro-vida, en vez de decir claramente que están en contra del aborto legal, y por ende a favor de su clandestinidad.

En Posadas, a pesar que se declara en su Carta Orgánica que defiende la vida desde la concepción, se siguen haciendo abortos como la media nacional, permitiendo el enriquecimiento de las clínicas que practican los abortos clandestinos, y de los funcionarios que los encubren. Pero lo que interesa destacar es la hipocresía de estos legisladores al afirmar que defienden la vida desde la concepción.
En la capital de la provincia un importante número de familias no tiene agua potable, y todos los posadeños pagamos el servicio de agua más caro del país, a pesar de que la naturaleza nos benefició con nuestro caudaloso rio Paraná que envuelve la mayor parte de los límites de la ciudad. Cabe recordarle a los renovadores, justicialistas y a todos sus aliados, que el agua potable es un recurso elemental para mantener la salud y la vida de los seres humanos: más de la mitad de la ciudad no tienen red cloacal, lo que es vital para conservar la salubridad de la población.
En la Posadas de los pro-vida, aún hay transformadores de electricidad que se refrigeran con PCB, (bifenilos poli clorados) una sustancia oleosa cancerígena, que ante la menor rotura se derrama, y que por esta razón ha dejado de usarse en la mayor parte de los centros urbanos de Argentina.
En la ciudad que supuestamente defiende la vida, en su hospital central, Ramón Madariaga, los familiares de los internados tienen que deambular por el campus, bajo la sombra de los árboles porque no les está permitido permanecer durante la noche dentro del edificio, en los CAPS y centros de salud no hay medicamentos para los pacientes de consultorios externos, que se van “con una receta en el bolsillo” que no podrán pagar en las farmacias. El hospital más importante que atiende ETS y otras patologías está siendo vaciado. Solo por señalar una muestra del deterioro de la salud de la población.
Además, como lo señaló Olga Aguirre, en el citado debate, existe una cantidad de embarazos adolecentes, muy por encima de la media nacional, de los cuales, ninguna autoridad se ocupa de establecer el origen y de castigar a los abusadores de menores.
Si recorremos las calles posadeñas vemos a diario familias enteras durmiendo a la intemperie, a estas tampoco las alcanzó la defensa de la vida desde la concepción. Como tampoco les alcanza la defensa de la vida a los empleados municipales, muertos o accidentados por falta de medidas de protección laboral, como el trabajador de Espacios Verdes que murió al caerse de un árbol que podaba sin las condiciones de seguridad necesarias
Basta de hipocresía. Posadas es gobernada por autoridades que defienden la vida de unos pocos, la de los dueños del poder económico, y sus funcionarios del poder político.
Queremos una Posadas defensora de las condiciones de vida y de salubridad de la población; con agua potable para todos los posadeños y que no se corte por no poder pagar, cuyo costo debe ser de acuerdo al poder adquisitivo de cada familia. Con cloacas en todos los barrios. Con una instalación de energía eléctrica acorde al siglo XXI y a´precios accesibles a la población
Recolección de residuos sólidos urbanos en todos los barrios, Basta de basurales a cielo abierto-
Condiciones laborales de seguridad e higiene controladas por los trabajadores-
Tenemos que movilizarnos por una ciudad donde se respeten nuestras condiciones de vida. Con atención integral en los hospitales y CAPS. Con financiamiento para atención de la salud de la mujer, Educación Sexual, laica y científica para decidir, anticonceptivos para no abortar, aborto legal, seguro y gratuito para no morir.

Virginia Villanueva