Cargando...
Comunicate: redaccion@yamisiones.com | MSN: redaccion@yamisiones.com
Seguí a Santiago:
Seguí a Jorge:

Los árboles que hablan

Los árboles que hablan

El “Sendero de la Selva” presentado por Sombrita Misionera y Viverarte en la feria gastronómica Selva Adentro fue un espacio para debatir sobre arbolado urbano y conocer especies nativas

POSADAS. La gran feria gourmet “Selva Adentro” realizada el 1 y 2 de diciembre fue escenario de una propuesta singular: el Sendero de la Selva, un recorrido interpretativo producido por Viverarte, el vivero orgánico que participó del evento con su propuesta de “plantas a la carta”; y Sombrita Misionera, proyecto de comunicación comunitaria para informar sobre la importancia del arbolado urbano y su cuidado, y fomentar la plantación de nativas (VER RECUADRO).

La propuesta fue visitada por el chef Germán Martitegui, quien participó de la feria para inaugurar la Red de Agricultura Familiar junto al Ministerio de Agroindustria de la Nación, a través de su Secretaría de Agricultura Familiar, Coordinación y Desarrollo Territorial.

Aprender de las plantas
En el sendero de veinte metros que atravesaba la carpa de Viverarte, los visitantes pudieron apreciar una gran diversidad de plantas nativas provistas por este vivero, por la reserva El Puma y por el vivero Municipal de Posadas. Pindó, lapacho, cedro, timbó, cerella, horquetero, pata de buey, ambay, ingá, pitanga, cocú, caña fístula, fueron algunas de las especies. Y por supuesto, la mandioca, la raíz madre homenajeada en esta edición de Selva Adentro, una iniciativa de Guapurú, laboratorio de ideas, liderada por Carlos Vedoya Recio.

El ingrediente singular del sendero fueron los carteles informativos sobre las especies nativas, su crecimiento, fotos de árboles históricos de Posadas y referencias a la normativa vigente en la ciudad, es decir, el Plan Forestal Urbano (PFU, ordenanza VI-28/2013).

Montados en soportes artesanales de madera reciclada, los carteles pusieron en palabras simples algunos datos importantes sobre el arbolado urbano y su presencia fundamental en cada cuadra de la ciudad. Una necesidad evidente todo el año pero que se hace mucho más requerida en verano cuando el sol impacta con toda la potencia de sus rayos UV.

En pocas palabras
“En sólo cuatro años este lapacho dará sombra apta para tomar un tereré”, señalaba un cartel junto a un arbolito de esa especie. Otro explicaba que “en cada calle de Posadas debe haber ocho árboles por vereda”, es decir, un árbol cada ocho metros, tal como lo señala el PFU.

“¿Te acordás cuando todas las calles de Posadas eran túneles verdes?”, preguntaba otro cartel con una foto de la calle San Lorenzo esquina Santa Fe, una de las pocas cuadras con casi totalidad de sombra que quedan en el centro posadeño. La imagen contrasta totalmente con otra foto tomada a solo tres cuadras, por Santa Fe y San Luis, donde no queda ni un solo árbol en las veredas. Es por ello que, como señalaba el cartel, la temperatura aumenta hasta 9 grados centígrados.

Otra pieza gráfica expuesta resaltaba que, pasar una tarde rodeados de vegetación -lo que se conoce como “baño forestal”- tiene beneficios en el sistema inmune de las personas y disminuye el stress, de allí la invitación a que sean cada vez más los espacios verdes que permitan el relax bajo la sombra.

Un espacio de debate
“Desde Sombrita Misionera hablamos de ‘sentir y conocer el arbolado urbano’ porque identificamos que lo que tenemos en común como ciudadanos en nuestro andar por la ciudad es que sí o sí buscamos la sombra para refugiarnos cuando hace calor y el sol nos da directo en la cabeza”, señaló Lara Schwieters, licenciada en Comunicación Social e integrante de Sombrita Misionera.

“O sea que cada uno a su modo, puede ‘sentir’ los beneficios de la sombra de un árbol. A esa sensación le sumamos el conocimiento, porque creemos que al conocer, a través de los libros o desde la práctica, podremos tomar conciencia, reflexionar y valorar cada árbol que nos rodea, entender que es un ser vivo, que respira, que crece, que sufre cuando se realizan mutilaciones o podas drásticas, de esas que cortan todas las ramas sin dejar ni una hoja, práctica totalmente contraindicada”, agregó.

“Teniendo en cuenta esto -continuó-, cada uno lo pensará dos veces a la hora de talar un árbol, porque, por un lado estará matando a un ser vivo; por otro, nos estará dejando sin sombra; y además, estará violando la normativa porque, salvo excepciones que deben ser autorizadas, la tala no está permitida en la ordenanza vigente para Posadas”, resaltó Schwieters.

En relación a la propuesta presentada en Selva Adentro, desde Sombrita Misionera destacaron que “la experiencia fue muy interesante porque durante las dos noches de la feria, así como los días de armado previo y difusión en redes sociales, se generaron espacios de diálogo en que los vecinos y representantes de diversas organizaciones sociales compartieron algunas inquietudes sobre los árboles de su cuadra, consultaron dónde conseguir plantines para su patio o vereda e incluso ofrecieron plantas que tienen en su casa, y también se acercaron a proponer actividades para el proyecto, que van desde charlas en escuelas hasta talleres de arte comunitario”. Destacaron la participación de José Radins de El Puma y de los integrantes del Inta Posadas y Pro Huerta que brindaron información a los interesados.

Seguir creciendo
El equipo de Sombrita prepara nuevas actividades en espacios públicos y en articulación con vecinos e instituciones para seguir fomentando la plantación de especies nativas, informar sobre las técnicas adecuadas de poda y promover nuevas estrategias en cartelería y arquitectura que puedan convivir con el arbolado, evitando “sacar” -matar- los árboles porque “tapan los carteles” o “rompen las veredas”.
Invitan a la comunidad a sumarse a través de la Fan Page Sombrita Misionera o al correo sombritamisionera@gmail.com


RECUADRO
¿Qué esSombrita Misionera?
Sombrita Misionera es un proyecto de comunicación comunitaria para concientizar sobre los beneficios que brinda el arbolado urbano y los cuidados que deben aplicarse en la preservación y plantación de nuevos ejemplares. Es un equipo interdisciplinar integrado por docentes y no docentes de la Facultad de Ciencias Exactas, Químicas y Naturales (FCEQyN), equipo del vivero Viverarte y con aval de la Secretaría de Ciencia, Educación y Tecnología de la Municipalidad de Posadas.
Fue creado hace tres años. Desde octubre de 2017 funciona como proyecto de extensión de la FCEQyN seleccionado en el marco del Programa de Fortalecimiento de las Actividades de Extensión (PROFAE) de la Universidad Nacional de Misiones.

Entre sus actividades se destaca la plantación de 50 árboles nativos en El Brete en las Bodas de Oro de la Comercio N°6 en 2015, actividad declarada de Interés Provincial, Declaración 112/2015.

Sus integrantes:
Horacio Schwieters, director del proyecto, profesor de la FCEQyN; Rocío Orlando, Lic en Comunicación Social, Florencia Orlando, Lic. En Nutrición, Lucía Orlando, Lic. en Diseño de Imagen y Sonido, y María Teresa Zamora, Prof. En Biología (jubilada), todas integrantes de Viverarte; Manuela Ruiz Díaz, Lic en Genética y docente FCEQyN; Paula Sánchez, Ing. Agrónoma; María Sol Marín, Secretaria de Educación, Ciencia y Tecnología de la Municipalidad de Posadas y Lara Schwieters, Lic en Comunicación Social.