Cargando...
Comunicate: redaccion@yamisiones.com | MSN: redaccion@yamisiones.com
Seguí a Santiago:
Seguí a Jorge:

La comunidad de Fátima en Oberá celebra los cien años de la aparición de la Virgen en Portugal

10:48 12/10/2017
La comunidad de Fátima en Oberá celebra los cien años de la aparición de la Virgen en Portugal

Se invita a participar de las actividades que se desarrollarán en el templo ubicado en calles Saavedra y Río Bermejo de Villa Lohr.

Jueves 12 a las 19,30: celebración de la palabra y desarrollo del tema LOS JÓVENES.


VIERNES 13
A LAS 19,30: PROCESIÓN DESDE LA CATEDRAL HASTA LA CAPILLA DE FÁTIMA, CON LA IMAGEN DE LA VIRGEN.

A LAS 20,30: MISA CELEBRADA POR EL OBISPO DAMIÁN BITAR Y BENDICIÓN DE LA NUEVA CRUZ DE MADERA DEL INTERIOR DE LA CAPILLA. LUEGO DEL OFICIO RELIGIOSO, BENDICIÓN DE LA NUEVA CRUZ DEL FRENTE DEL TEMPLO.


Capilla Virgen de Fátima
Saavedra y Río Bermejo. Villa Lohr. Oberá. Misiones.


Nuestra Señora de Fátima es una de las advocaciones con que se venera a la Virgen María.
Tuvo su origen en los testimonios de tres niños pastores llamados Lucía Dos Santos, Jacinta y Francisco Marto, quienes afirmaron haber presenciado varias apariciones de María en la localidad de Fátima, Portugal. La primera se produjo el 13 de mayo de 1917, y luego hubo otras en junio, julio y octubre de ese año.

A cien años de aquel acontecimiento, la comunidad católica de Villa Lohr se movilizó para que la recordación de aquel suceso permita acercarse más a la Virgen, creer en el milagro de Portugal y tenerla en el corazón como intercesora ante Jesús.

Este es un año especial para esta capilla que empezó a forjarse en los primeros años de la década del 50, cuando misioneros de la Palabra recorrían el lugar visitando a los pobladores (amparados siempre por los sacerdotes de la parroquia San Antonio), hasta que decidieron construir un templo en el año 1956. Con el tiempo se hizo necesario reemplazarlo por el actual.

Y este centenario sirve también para reconocer la tarea de quienes impulsaron la existencia de esta capilla en tiempos en los que Oberá ya empezaba a convertirse en la ciudad que es hoy. La capilla no es sólo un centro de espiritualidad sino que es usado como lugar en el que se realizan varias actividades propias de un barrio compuesto por vecinos dispuestos a ofrecer cosas que ayudan al crecimiento general de niños, jóvenes, adultos y ancianos.

En 2017 la capilla de Fátima cumple 61 años y se encuentra en una etapa de renovado entusiasmo, siempre gracias al empuje de inquietos vecinos, guiados por el padre Ariel Manavella, y con la permanente colaboración de instituciones, empresarios, profesionales y comerciantes que brindan su apoyo en distintos aspectos.

Como símbolo de la celebración del Centenario se decidió emplazar otra cruz en el frente del templo. La idea fue utilizar un material que permita durabilidad en el tiempo, así que inspirados en una cruz pequeña ideada por el recordado padre Guillermo Hayes, se contrató los servicios del artesano en herrería Casimiro Krawczik para que en hierro y chapa forjada concrete el anhelo de los vecinos.

La nueva cruz (que mira hacia la autovía de ingreso a la ciudad) mide 7 metros de alto por 2,40 de ancho.
Los siete metros verticales se dividieron en diez partes que representan los cien años de las apariciones de Fátima, y los horizontales se reparten en ocho fragmentos que reflejan los ochenta años de la Catedral San Antonio.
Para su elaboración se utilizaron chapones que fueron trabajados en la fragua y la bigornia para obtener un aspecto de hierro antiguo.
Una vez en el predio de la capilla, la cruz fue levantada por una grúa de la CELO cuyos operarios se encargaron, además, de construir la base con piedras de basalto que le dio aún más altura.

Por otra parte, la elaboración de la cruz del interior del templo le fue confiada al artista plástico Humberto Díaz quien eligió madera de cedro misionero para hacer el trabajo. El escultor logró una pieza que mide 3 metros con 40 cm de alto por 2 con 40 de ancho; en ella se esculpió el kerygma apostólico ANUNCIAMOS TU MUERTE, PROCLAMAMOS TU RESURRECCIÓN. VEN SEÑOR JESÚS.
Esta cruz está ubicada en el altar y recostada contra la figura de una cruz primitiva hecha de ladrillos transparentes que ahora quedó detrás de la de madera, y será iluminada desde la parte posterior.
Además, y en adhesión al Centenario, en paredes y muros de la Capilla la artista Mariela Montero, en colaboración con Miriam Sanabria y Liliana Suárez Holze, pintó un mural que representa el milagro sucedido en Fátima: la aparición de María a tres niños de Portugal, pero con un paisaje adaptado a nuestro contexto natural.
Sensaciones de júbilo, felicidad, satisfacción, de aceptación y compañía, inundan el aire de Villa Lohr, y los vecinos de este barrio de Oberá sienten que se están cumpliendo los anhelos de aquellos misioneros que hace más de 60 años iniciaron el camino.