Cargando...
Comunicate: redaccion@yamisiones.com | MSN: redaccion@yamisiones.com
Seguí a Santiago:
Seguí a Jorge:

Colonia Polana: Madre e hija discapacitadas, la mujer usa como prótesis en su pie un envase de plástico de glifosato

Colonia Polana: Madre e hija discapacitadas, la mujer usa como prótesis en su pie un envase de plástico de glifosato

El pequeño municipio de Colonia Polana, tiene problemas grandes. El diputado Martín Sereno (Partido Agrario y Social) recorrió la zona, y se reunió con algunos vecinos en la casa de Cristina Vera, una madre de familia que la pelea todos los días, con sus cuatro hijas, la de 9 años, como sucede con Cristina padece una discapacidad. Y uno de sus graves problemas es la falta de atención sanitaria.

Esta mujer sólo conserva el pie izquierdo porque fue operada de Pie Bot (una deformidad congénita donde el pie tiene un aspecto corto y ancho que afecta a los huesos, los músculos, tendones y vasos sanguíneos).

Después de una cirugía, Cristina sufrió una gangrena y amputar el pie. "La situación de Cristina es increíble. A pesar de la dificultad física que padece, no se amilana. Al contrario, con su gran voluntad y temperamento lucha todos los días. Tiene cuatro hijas y la de 9 años sufre de Pie Bot y Pie Talo (pies doblados hacia delante y arriba, de tal manera que el pie llega a tocar la parte anterior e inferior de la pierna), y además problemas en los tendones de las manos por una discapacidad desde su nacimiento. Es inconcebible que nueve años después todavía no cuente con el Certificado Único de Discapacidad (CUD), que le es muy necesario, y al no tenerlo, no le aseguran los traslados, ni la atención, la pensión, los remedios ni nada", señaló Sereno, candidato a Diputado Nacional.
Agregó que en Polana, administrado por la intendenta Antonia Medina (FR), "también nos encontramos con Sebastián y su familia, un chico que padece epilepsia, tiene retraso madurativo y malformación congénita, y jamás tuvo garantizada la atención de parte de Salud Pública, ni cobertura social desde el Municipio", indicó Sereno.

Un largo derrotero
La joven madre explicó que viajó varias veces a Posadas, al Ministerio de Salud Pública, al Hospital de Pediatría y a la ANSES buscando solución. "Hice todo lo que estaba a mi alcance para que mi nena, con una discapacidad múltiple pudiera tener la pensión por discapacidad. Yo también soy discapacitada; pero sin la gravedad del problema de ella, y la quiero ayudar porque no quiero que sufra y es mi deber luchar por mis hijos", dijo Cristina.
Es consciente que su hija necesita un largo tratamiento para poder movilizarse, que tiene que ir al traumatólogo, hacerse cirugías de las manos y pies para corrigir su malformación; debería ir al kinesiólogo y usar zapatos ortopédicos; pero no tengo recursos, y viajar hasta Posadas nos cuesta mucha plata y esfuerzo", reclama.

"Trabajo en lo que puedo y trato de que mis hijas estudien"
Cristina es jefa de su hogar y trabaja en lo que puede para el sustento de su familia. "Hago limpieza, changas, planto verduras y crío animales, todo lo que puedo, y con lo poco que gano me voy arreglando. Trato de estar todo el tiempo que me queda con mis hijas, y a veces las tengo que dejar solas porque no puedo llevarlas conmigo. Dentro de mis posibilidades no permito que dejen de estudiar".
Todas sus chicas estudian, la de 9 años está en cuarto grado, y la más chiquita va al jardín. "No pido mucho, solo me gustaría que a mi hija que tanto necesita le entreguen el certificado de discapacidad. No importa si no me dan a mí, porque ya asimilé mi discapacidad; me acostumbré al envase de plástico con el que camino" (Cristina se armó de manera casera e improvisada un soporte de plástico como prótesis para su falta de pie).
Le amputaron el pie cuando tenía 11 años, y desde ahí aprendió a caminar como pudo: "Me armé un pié ortopédico con un paquete de leche, después con un sachet de lavandina; pero a medida que iba creciendo, por el peso, esas cosas ya no me servían, entonces tuve que buscar un envase plástico del glifosato, de Roundup, porque las veces que me dieron un pie ortopédico, era cualquier cosa, con material malo o un tamaño que no servía para lo que necesito".

"Solo pido que Salud Pública cumpla con la atención de mi hija"
Cristina Vera que es viuda, y saca adelante a su familia con mucho sacrificio. Cuando averiguó los trámites para hacer la pensión por su discapacidad, le dijeron que no podía tener el beneficio porque solo le reconocen el 20% de discapacidad. "Tengo un pie amputado y el otro operado, me lo enderezaron; pero no lo puedo doblar. No pido para mí; pero sí para mi nena, el que tiene hijos y los quiere sabrá entenderme. No me gustaría para ella el mismo destino que tuve yo. Por eso sigo luchando dentro de lo que pueda. Aprendí a vivir y a sobrevivir a pesar de todo, pero ella estaría mejor si le dan la posibilidad de un tratamiento".
Cuando piensa en el futuro de su hija se desespera, "porque hasta ahora el Estado no me garantiza nada, y necesito que mi nena quede bien. Mis padres no pudieron hacer mucho por mi discapacidad porque los dos son analfabetos y no entendían, y cuando los médicos decidieron que tenían que cortarme el pie, no pudieron evitarlo; pero no quiero que pase lo mismo con mi hija. Ella tiene 9 años, y desde que nació espero la mano del Estado", lamentó.

Viajar desde el pueblo a Posadas es una odisea
La angustiada madre remarcó que si lo tuviera cerca al ministro de Salud Pública, Walter Villalba, le diría que "realmente cumpla con su deber que es atender a la salud del pueblo. Supuestamente está para eso, ocupa ese lugar para ocuparse del mal estado de salud de la población; pero en mi caso y en el de mi hija no lo hace, y sigue pasando el tiempo".
Cristina explicó que viajar desde Polana hasta Posadas le significa un gran sacrificio; porque tiene que llegar hasta Jardín América y desde ahí recién a la ciudad capital. "Y si no alcanzo a tomar el colectivo de Polana a tiempo, me tengo que quedar hasta el otro día en Jardín, o pagar un taxi, todo eso llevando a la nena conmigo, y si llueve, Dios mío!, ya no podemos volver por la mala situación de los caminos, porque ningún remisero quiera entrar", expresó.

Vecinos de Colonia Polana

Vecinos de Colonia Polana