Cargando...
Comunicate: redaccion@yamisiones.com | MSN: redaccion@yamisiones.com
Seguí a Santiago:
Seguí a Jorge:

Extrema pobreza de tarefera con ocho hijos, dos con graves problemas de salud y una beba en Andresito

Extrema pobreza de tarefera con ocho hijos, dos con graves problemas de salud y una beba en Andresito

En el barrio 20 de Junio, de Andresito, vive Elba María Nogueira de 33 años. Esta mujer trabajó en la tarefa desde los 12 años y es sostén de familia de ocho hijos, entre ellos una chica de 18, con una grave discapacidad, y un varón de 5 años que padece leucemia. Todos sobreviven sin la asistencia que debería brindarles el Municipio o la provincia de Misiones.

Unos vecinos alertaron sobre la situación al diputado Martín Sereno, del Partido Agrario y Social, que estuvo con su equipo en la precaria vivienda, donde vive en condiciones de extrema pobreza.
"Fuimos a ver a Elba, madre de ocho hijos, que trabajó como tarefera gran parte de su vida, ahora siente que ya no lo puede hacer. Ella tiene a cargo de todos sus hijos, dos con problemas de salud y viviendo en un hábitat muy reducido", manifestó Sereno.

El chico que tiene leucemia, Javier Edgar Nogueira, está haciendo tratamiento y sus defensas son muy bajas. Los médicos le recomendaron a su madre, que necesita de un ambiente cuidado, especial, con mayores protecciones que las que puede contar un chico común.

Sin ayuda municipal ni del hospital
La joven madre no tiene capacidad económica para los cuidados que necesita el niño. En la vivienda no hay baño instalado, se manejan con una letrina, la casa es muy pequeña, de unos cinco metros por cuatro, en la que vive toda la familia.
"Elba no cuenta con ninguna ayuda del hospital local, ni de Acción Social, carece de asistencia hasta para los traslados. En varias ocasiones perdió turnos médicos del control para Javier, por falta de dinero para viajar, por lo tanto no tiene asegurado el traslado. Es una situación muy complicada para una madre sola y con tantos hijos a cargo y en situación de extrema pobreza", señaló el legislador.

"Cuando viajé al Garrahan robaron todo en mi casa"
La mujer relató que con sus hijos viven en permanente pobreza y necesidades. "El año pasado cuando me interné con Javier, me robaron todo lo que había en mi casa: la cocina, el lavarropas, el televisor, me quedé sin nada. Y ahora me arreglo con algunas cosas que me donaron. En la Municipalidad me dieron 600 pesos y me hicieron firmar algunos papeles; pero con eso no me alcanza para nada. Le dije a la empleada, Mirta Zubelewicz, que necesito colchones, frazadas, porque la Municipalidad está para ayudar a la gente pobre, como hacen en Buenos Aires, que me dan hotel y ayuda económica mientras estoy ahí; pero en esta Municipalidad ni siquiera me dieron pasajes. Fui a pedir porque realmente necesito ayuda", dice.
Elba ya no puede trabajar en la chacra, aunque siempre dependió de la tarefa. "Soy una mujer de laburo, mantengo a los chicos con mi propio esfuerzo; pero hay momentos que no puedo más porque es mucho para una mujer sola. A Javier le detectaron leucemia hace más de un año, y tiene que hacer un tratamiento hasta el año que viene, para ver cómo evoluciona y si hay que hacerle un trasplante. Cada 15 días tengo que ir a Posadas y cada dos meses al Hospital Garrahan en Buenos Aires, para que le hagan una punción lumbar; pero es muy difícil cumplir porque no tengo medios para viajar. Fui al Municipio para hablar con el intendente Bruno Beck (FR); pero no me atendió", lamentó.

Perdió varios turnos por no tener dinero poder viajar
Esta madre tampoco encuentra eco en la Dirección de Acción Social, donde argumentan que no tienen medios para ayudarla. "De la Municipalidad no recibo colaboración, y cuando me toca ir a Posadas, tengo que juntar peso sobre peso para el pasaje de colectivo, porque no podemos contar con la ambulancia ni con nada. Y cuando Javier tiene control en el Garrahan, varias veces tuve que perder los turnos por la falta de plata, y son malas consecuencias para mi hijo que se queda sin control".
La mujer lamenta no poder trabajar más porque debe atender a sus chicos. Por ahora se arregla con el dinero de la Asignación Universal por Hijo, "es una poca plata que la cobro cada mes, no como la yerba que cobraba cada 15 días. Por eso pido colaboración del que quiera ayudarme. No es mucho, solamente para poder llevar a mi hijo al hospital y que no abandone su tratamiento. No quiero perder un hijo solo porque no tengo plata para el transporte", se quejó.

"Los médicos dicen que la letrina puede infectar a mi hijo"
El otro gran problema, es que la vivienda de Elba Nogueira no tiene baño instalado, y con el tratamiento y la enfermedad que padece su hijo, una letrina prácticamente pone en riesgo su vida.
"Cuando fui a Buenos Aires, me dieron un hotel y me dijeron que necesitaba tener un buen baño para la recuperación de mi hijo, un baño separado. Allá nos ayudó el Ministerio de Desarrollo Social; pero volvemos acá y sólo tenemos una letrina, y es peligroso que a mi hijo le agarre una infección. Los médicos me dijeron que se tiene que cuidar porque tiene las defensas muy bajas", señaló.
Los hijos de Elba están en riesgo por falta de asistencia. La mayor tiene 18 años, y es discapacitada, después están los que tienen 15; 13; 10; 5, 4 y 2 años, y una beba de dos meses que toma leche materna. "A veces siento que todo se me viene encima; pero sigo adelante porque por mis hijos voy a hacer todo lo que pueda y más", sostuvo.